24. août, 2016

Article de Polemon sur la Mexico

Baillères y la “nueva” tauromafia de la Plaza México |Sanatorio Postaurino

 
Baillères y la “nueva” tauromafia
 de la Plaza México |Sanatorio Postaurino
 

Por: Lumbrera Chico (@lumbrerachico)

23 de agosto 2016.- Alberto Baillères, el tercer hombre más rico del país, medalla Belisario Domínguez 2015 y dueño de Industrias Peñoles, la empresa extractora del plata más grande del mundo, se ha quedado con la Monumental Plaza de Toros México para administrarla hasta 2021, en sociedad con el acaudalado arquitecto, Javier Sordo Madaleno, el constructor favorito de los megaproyectos de Miguel Alemán Magnani, presidente de Interjet y asesor de Miguel Ángel Mancera en materia de turismo.

Durante 25 años, mediante seis empresas fantasmagóricas que cambiaban de nombre cada tanto aunque sus accionistas fueran los mismos, Alemán Magnani utilizó los servicios de su amigo entrañable, el veterinario Rafael Herrerías Olea, para ofrecer el peor espectáculo taurino en la historia del septuagenario inmueble, a fin de que no acudiera el público y al término de cada ejercicio fiscal el negocio reportara pérdidas.

Rafael Herrerías, cumpliendo el reto Ice Bucket Challenge. Foto: Especial

Rafael Herrerías, cumpliendo el reto Ice Bucket Challenge. Foto: Especial

Pérdidas que eran promediadas con las fabulosas ganancias de las restantes empresas del ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco. Gracias al mecanismo de “consolidación fiscal”, Hacienda permitió que los magnates pagaran una suma irrisoria de impuestos. Con la estafeta de relevo tomada por Baillères las cosas no serán distintas.

El propietario de una fortuna calculada por Forbes en 12 mil 400 millones de pesos, que nutre gracias a la explotación de Peñoles, el grupo de tiendas El Palacio de Hierro, la aseguradora GNP, la Casa de Bolsa Valmex y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Baillères administra las plazas de toros de Guadalajara, Monterrey, Acapulco, Aguascalientes, León, Irapuato y Mérida para lograr lo mismo: forrarse con las grandes empresas y perder con las “fiestas” de bovinos.

Alberto Baillères y Enrique Peña Nieto en la entrega de la medalla Belisario Dominguez. Foto: Presidencia

Alberto Baillères y Enrique Peña Nieto en la entrega de la medalla Belisario Dominguez. Foto: Presidencia

Además de ser dueño de tantas cosas, el niño nacido en el sur de Francia en 1931 que desde muy pequeño emigró para acá, posee cinco ganaderías “bravas”: Begoña, Santa Teresa, Mimiahuápam y San Martín —todas ellas en México— y Zalduendo, en Cáceres, España.

Javier Sordo Madalenosegún su página web, ha construido obras de alto impacto sobre una superficie de nueve millones de metros cuadrados en los últimos 30 años. Entre éstas destacan el hotel Westin Regina, Plaza Molière Dos 22, Plaza Antara, la iglesia José Escrivá de Balaguer (Opus Dei), Plaza Andares, Antea Lifestyle, el hotel Grand Hyatt de Playa del Carmen, el nuevo Palacio de Hierro Polanco y 28 proyectos para el Teletón.

El arquitecto Javier Sordo Madaleno con el torero Juan Pablo Llaguno.

El arquitecto Javier Sordo Madaleno con el torero Juan Pablo Llaguno.

Es el arquitecto de Baillères, de Alemán Magnani, de Alejandro Ramírez (Cinépolis), del sector más oscuro de la clerecía y de Televisa. Pero también es dueño de la ganadería de Xajay, una hacienda de mil 500 hectáreas, con 450 vacas de vientre, medio millar de machos, 70 empleados y un costo estimado en 100 millones de dólares. Es, como todos los desarrollos de su tipo, un negocio que no deja y vive de los trabajos que en otros ámbitos realiza su propietario.

Un toro de Xajay, según los que saben, vale actualmente 60 mil pesos. Para llegar a una plaza de primera, como la México, el ganadero debe aportar 10 toros, por lo que su utilidad, en una temporada que vende apenas seis corridas, no llega a los cuatro millones de pesos. En el país hay alrededor de 300 ganaderías de este tipo, sin embargo, duranteel cacicazgo de Herrerías y los Alemán, menos de 20 fueron las que siempre tenían presencia y las demás a rascarse con sus propias uñas. ¿Cambiará esto con los “nuevos” empresarios de la México? ¿Se comprarán sus propios toros? ¿Le comprarán a los no pocas criaderos de Herrerías y Alemán Magnani? Apuesten a que sí.

Javier Sordo Madaleno (con el micrófono)
 le presenta una de sus obras a Miguel Ángel Mancera. Foto: Especial

Javier Sordo Madaleno (con el micrófono) le presenta una de sus obras a Miguel Ángel Mancera. Foto: Especial

En este enjuague están metidos, como ya se explicó en una columna anterior, el regente Mancera y el octogenario Antonio Cosío, dueño de la plazota de Mixcoac, el estadio Azul y el Frontón México. Mancera y Cosío están asociados para reabrir el templo de la pelota vasca, junto al Monumento a la Revolución, y sus planes a corto plazo son los mismos que persiguieron incansablemente los Alemán y Herrerías: tirar el pozo de Insurgentes y la cancha de fut, para remplazarlos por un nuevo centro comercial que diseñará Sordo Madaleno.

Una fuente confiable asegura que la noticia, filtrada por los periódicos Record y El Universal, sobre la demolición del Estadio Azul (dentro de dos años) fue acallada rápidamente para evitar que se desatara la especulación inmobiliaria en esa zona de la delegación Benito Juárez, donde la violencia y la inseguridad se han recrudecido en forma alarmante desde que Mancera llegó al poder en 2012.

Alberto Baillères y sus hijos en la Plaza de Toros México.

Alberto Baillères y sus hijos en la Plaza de Toros México.

Por lo pronto, para que puedan recuperar los veintitantos millones de pesos que le pagaron de renta adelantada a Cosío por el ciclo 2016-2017, este miércoles Baillères y Sordo anunciarán una temporada de 12 novilladas, en seis semanas, los jueves y los domingos, a fin de cumplir con el requisito que les permitirá gestionar el canje de derechos de apartado (las tarjetas que los taurinos se transmiten de generación en generación para ocupar siempre los mismos asientos, en las barreras o los tendidos).

¿Cuánto subirán los precios del canje y de los boletos? Imaginen una cifra insultante y den por hecho que Mancera la autorizará de antemano. El rey de las minas de plata, el arquitecto de Televisa y del Opus Dei, el presidente de Interjet y su papá, el veterinario Herrerías, los Cosío, el regente y su novia, Alejandra Barrales, todos están en el ajo. Son la “nueva” tauromafia.